Sabiduría.

Si Dios te dijera que le pidas lo que sea. Que le pedirías?

Salomón apenas había sido escogido Rey de Israel como directo sucesor de David. Salomón era una persona especial, que amaba y honraba mucho a Dios. En aquellos tiempos los israelitas no tenían un templo donde ofrecer sus sacrificios y eso no era un impedimento para El. Salomón viajaba largas distancias a templos paganos para presentar su ofrenda ante Dios.

Un día mediante un sueño, Dios se le presento a Salomón y le dijo que le pidiera lo que sea, cualquier cosa. Y el respondió: No soy más que un muchacho y no sé cómo comportarme. Sin embargo aquí me tienes, un siervo tuyo en medio del pueblo que has escogido. Un pueblo tan numeroso que es imposible contarlo. Yo te ruego que le des a tu siervo discernimiento para gobernar a tu pueblo y para distinguir entre el bien y el mal.

A Dios le agrado tanto lo que Salomón pidió que le dio el corazón más sabio y prudente que nadie nunca tuvo, ni ha tenido. Además, le dio abundantes riquezas y su esplendor no podía compararse con ningún otro rey.

Analicemos las cualidades de Salomón:

-Él no fue egoísta con su deseo. Por el contrario el pidió la sabiduría para gobernar el gran pueblo de Israel.

Salomón reconoció que él no sabía nada acerca de cómo gobernar y también que es tan solo un muchacho que apenas sabe cómo comportarse. Muchas veces a nosotros nos cuesta mucho trabajo reconocer nuestros defectos.

Hoy en día los jóvenes pedimos a Dios sabiduría e inteligencia diariamente.

Pero..

En algún momento te has detenido a pensar que es lo que realmente estas pidiendo o para que necesitas la sabiduría e inteligencia?

Uno de los errores más comunes y más grandes es pedir sabiduría con doble sentido. Uno por que quieren parecer más dignos ante Dios y por qué ya saben que si piden eso de seguro tendrás riquezas también. Otras personas piden sabiduría para jactarse de sus conocimientos y no ayudan a nadie excepto su propio ego y sus necesidades personales.

Para que quieres sabiduría si la vas a tener escondida en un rincón de tu interior por miedo de que alguien te la quite. O al contrario te crees muy sabelotodo que no ayudas a nadie ni das el crédito a Dios todo poderoso quien es el que te la da.

Como pedir sabiduría adecuadamente?

-Para pedir sabiduría debes tener un corazón puro, sincero, sin rencor ni egoísmo.

-Debes aprender a reconocer ante Dios cuáles son tus defectos y tus errores. Aprender a superarlos.

-Debes plantearte quienes van a ser los beneficiados de la sabiduría que estas pidiendo; en donde la vas a canalizar.

-Sobre todas las cosas amar a Dios y reconocer que tú eres su siervo.

Así es como debes pedir sabiduría, no lo debes hacer tan solo para usarla cuando tienes un examen en el colegio o en la universidad ni cuando estas en problemas y no puedes decidir qué hacer.

Tomamos conciencia de lo que está bien y lo que está mal no solo con discernimiento ni sabiduría sino leyendo la palabra de Dios que es la Biblia. El discernimiento, sabiduría e inteligencia son cualidades que te son reveladas por el Dios Santísimo y solo las puedes alcanzar cuando empiezas a conocer a fondo el corazón de Dios y sus planes.

La inteligencia es como las matemáticas, se le debe ejercitar. Todos aprendimos que 2+2=4. Así como también sabemos que Dios nos ama y mando a su hijo Jesús a morir por nosotros. Pero eso no es todo lo que debemos saber. Así como las matemáticas el conocimiento de Dios es infinito y no hay ni un solo día que no podamos aprender de él.

Lee la Biblia, aprende a escuchar a Dios. Búscale en la naturaleza, en tus problemas, en tus alegrías. Dios está en todo solo está esperando a que tú le dejes pasar para enseñarte hasta lo que tu creías imposible. No todo viene caído del cielo, Anímate y búscale. Ejercita tus conocimientos, se humilde y ayuda a otros. Es así como Dios te ira dando un corazón lleno de sabiduría y un cerebro con mucha inteligencia.